About

Sweet Victoria food and more SL es un grupo gastro-cooltural valenciano fundado en 2016 por nosotras, Victoria del Hoyo y Dulce Iborra, con base en nuestro primer restaurante: una cocina en el número 16 de la calle Roteros, en pleno barrio de El Carmen.

En una Valencia emergente, en la que los lugares de encuentro se convierten en contenedores sociales y culturales, Sweet Victoria presenta una propuesta única en la ciudad, poniendo encima de la mesa la necesidad de aunar conceptos y versatilizar espacios.

Sweet Victoria, la cocina es un restaurante de cocina internacional concebido para fundir la gastronomía con otros desarrollos culturales, favoreciendo el encuentro de los valencianos con las tendencias de la ciudad.

Barras de mármol de principio de siglo, neveras de antiguos comercios de la ciudad, alacenas contemporáneas y otros clásicos del universo de la alimentación son los protagonistas de una cocina en la que se funden sabores desde Carnaby Street hasta Marraketch, pasando por lugares como el 80 de Spring Street en NYC, Delhi y por supuestísimo por alguna playa de Ibiza o Formentera.

La cocina del mundo se abre paso en la calle Roteros y recoge el guante de muchos valencianos que, recién estrenado el siglo XXI, llevaron a ebullición esa calle, convirtiéndola en la entrada al barrio desde las Torres de Serrano.

Como en toda cocina, todo lo que sucede allí no está ni mucho menos alrededor de los fogones. Sweet Victoria inicia en este primer espacio un proyecto de incubadora cultural, un horno de cocción rápida que presta su bandeja y su marca a emprendedores, soñadores de tendencias y activos culturales que quieran compartir con el grupo una edición limitada de su producción.

Zapatos y ginebra han sido las primeras ediciones limitadas de Sweet Victoria: las firmas myblüchers y Macera han producido 30 zapatos y 30 litros de ginebra con un sello único y fugaz.

Comer un fish & chips, llevarse unas mermeladas para casa, enviar un mail, escuchar un poco de música y comprarse unos zapatos, un bolso, una ginebra… hasta donde la ciudad quiera soñar, eso es Sweet Victoria.